Postres más ligeros y saludables con pequeños cambios.

Aunque queremos comer sano y perder peso, seguro que también queremos un postre.

No hay porque renunciar a un placer en el postre solo hay que hacer algunos cambios y que esas recetas sean más saludables y ligeras.

Eliminemos azucares, mantequillas, otras grasas, harinas refinadas…es posible hacerlo y tener un postre delicioso. A veces con pequeños trucos y adaptaciones ya se consigue.

Voy a contaros hoy algunos pequeños trucos que hacen esas recetas de bizcocho, galletas y tartas más saludables pero igual de deliciosas.

1-Utiliza moldes de silicona.

Ya habréis visto si me seguís habitualmente que en mis recetas de bizcochos yo siempre utilizo moldes de silicona, a simple vista puede parecer una tontería: qué más da un molde que otro…pues si es importante.

Los moldes de silicona nos van a permitir cocer nuestro bizcocho sin necesidad de añadir ni un gramo más de grasa; sin embargo los moldes de cristal o de otros materiales hay que untarlos con mantequilla o aceite para evitar que se pegue al cocer.

Además se desmolda fácilmente por sus propiedades anti adhesivas.

2-Siempre da preferencia a los postres hechos en casa.

Todos los productos industriales que venden ya preparados desde tartas a pasteles, cremas, postres lácteos, chocolates…helados, bueno prácticamente todos son ricos en azúcar añadida, grasas poco o nada saludables, conservantes, colorantes, saborizantes…

Así que no lo dudes si quieres un postre dulce para un día especial prepáralo tú en casa seguro que sus ingredientes van a ser más sanos y que puedes modificar los ingredientes para hacerlo aún más saludable y ligero.

3-Disminuye la cantidad de grasa.

Cuando miras una receta de bizcocho o de una tarta o magdalenas tradicionales tienen mucha grasa, pero de verdad que es posible hacerlos con la mitad de grasa o incluso sin ella y además están igual de buenos.

La grasa de una receta podemos sustituirla por queso blanco, yogurt natural, compota de frutas: plátano o manzana las más habituales o también por puré de verduras: calabaza, zanahoria, calabacín…

¿Y cómo lo hacemos?

Si la receta lleva mantequilla la vamos a sustituir por la misma cantidad de queso fresco batido, por yogurt, por puré de verduras o de frutas.

Si lo que quieres reemplazar es aceite debes de sustituirlo por el doble de cantidad de queso, yogurt o fruta.

Otra sustitución de grasas que da muy buenos resultados es el aguacate. Puedes sustituir la cantidad de mantequilla de un bizcocho por la misma cantidad de aguacate maduro. Si lo trituras bien acabas obteniendo una pasta de consistencia similar a la mantequilla y te aseguro que el sabor no se nota nada. En el blog tenemos ya una buena cantidad de recetas de bizcochos en los que se ha utilizado aguacate n vez de mantequilla.

4-Disminuye el azúcar.

La mayoría de las recetas tradicionales de repostería tienen mucha cantidad de azúcar, en principio puedes disminuir hasta una tercera parte de esa cantidad de azúcar sin que se note nada el sabor ni el resultado final.

Pero si lo que quieres es no añadir nada de azúcar refinada puedes sustituirla por purés de frutas principalmente por plátano que le da un sabor muy dulce si está bien maduro.

Otra sustitución que es saludable pero si lo que quieres es adelgazar debes de controlar son las frutas secas: uvas pasas, ciruelas pasas, dátiles…endulzan pero son muy calóricas y hay que tener cuidado.

Puedes también añadir edulcorantes, yo utilizo mucho stevia porque aguanta muy bien el calor al cocer un bizcocho y porque tiene un gran poder endulzante y no tiene calorías; solo una cosa busca un edulcorante con alto contenido en stevia.

5-Da prioridad a los alimentos completos.

Es decir a los alimentos que lleven harinas de grano completo. No utilices harinas refinadas.

Tanto si compras pan o galletas, por supuesto de total confianza, como si lo haces en casa no utilices harina refinada sino harinas integrales de trigo, de espelta, de centeno, da arroz; copos de avena…

Estas harinas tienen más beneficios nutricionales. Aunque calóricamente son prácticamente igual a las harinas refinadas.

  • Tienen más vitaminas y minerales.
  • Nos dan más saciedad.
  • Tienen más fibra.
  • Regulan el transito intestinal.
  • Mantienen más estables los niveles de glucosa en sangre.

 

Si ponéis en práctica estos consejos tus postres y repostería en general será mucho más saludable y ligera y podrás disfrutar de ella sin remordimientos de conciencia y sabiendo que sigues cuidando tu alimentación.

Buenos y saludables días!!!

3 comentarios sobre “Postres más ligeros y saludables con pequeños cambios.

  1. María jesus

    Hola quería saber los copos de avena engordan igual que la Arona gracias

  2. Stella Pinzón López

    Gracias por la información!! No sabía como sustituir la mantequilla…mil Bendiciones multiplicadas

  3. administrador adiosalabascula Autor del artículo

    Me alegro que te haya sido de utilidad!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.