Bizcocho marmolado con harina de garbanzos.

Tengo que escribir en el blog esta receta de bizcocho!!!

Porque está buenísimo, es súper sano y una manera de comer legumbres sin darte cuenta.

Si tus niños no quieren comer garbanzos dales para el desayuno un trocito de este delicioso bizcocho y ya está solucionado!!!!

Este tipo de harina es una opción excelente como alternativa a la harina de trigo sobre todo si no puedes consumir gluten bien por intolerancia o por una enfermedad celiaca.

Es una harina muy rica en vitaminas del grupo B, A, E y C y también en ácidos grasos omega 6 y en fibra y hierro.

Y como está hecha con garbanzos pues tiene un buen aporte de proteína vegetal, unos 22 gramos por cada 100.

Además en personas veganas, o con intolerancia al huevo este tipo de harina es también de gran utilidad ya que al añadir agua adquiere una consistencia similar a la clara del huevo.

Vamos con la receta,  para empezar bien la semana y que lo tengáis para meriendas y desayunos.

Bizcocho sin gluten y sin azucar
Bizcocho sin gluten y sin azucares añadidos

Ingredientes:

  • 200 gramos de harina de garbanzos.
  • Tres huevos.
  • Dos cucharadas soperas de aceite de oliva.
  • 120 ml de leche.
  • Tres cucharadas soperas de compota de manzana casera sin azúcar.
  • Dos cucharadas de levadura química.
  • Una cucharada rasa de cacao en polvo desgrasado 0% de azúcar añadido.
  • Stevia.

Elaboración:

En un bol mezclamos los tres huevos, el aceite de oliva y la compota de manzana y lo batimos todo muy bien.

Yo para endulzar solo he puesto la compota de manzana que le da el dulzor natural de la fruta, pero si quieres puedes añadir un poquito de stevia. Solo un poquito que la stevia endulza mucho y ya sabéis que hay que acostumbrar el paladar a otros sabores además del dulce.

A la mezcla anterior le añadimos la harina de garbanzos y mezclamos bien hasta tener una masa homogénea.

Ahora añadimos la leche y volvemos a mezclar bien.

De la masa anterior separamos algo más de media taza. Aquí añadimos el cacao y mezclamos bien.

En un molde de silicona vertemos la parte de masa que no tiene el cacao y por encima la masa que tiene cacao.

Con la ayuda de un tenedor removemos la masa que tiene cacao haciendo como círculos para así conseguir el efecto mármol en el bizcocho. Tampoco hay que revolver mucho porque se integraría demasiado y el efecto mármol no se produce.

Precalentar el horno a 180ºC y hornear durante 30-35 minutos.

Para saber si el, bizcocho está en su punto pínchalo con un tenedor, si sale limpio ya puedes apagar el horno, esperar que se enfríe ésta delicia y comer un trocito.

Puedes prepararlo con otro tipo de harina sin problema.

Y si no tienes cacao o no te apetece este efecto mármol puedes hacer un bizcocho normal con harina de garbanzos sin necesidad de hacer el paso de separación  de la masa.

Buenos y saludables días!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.